redactor web, redactor de contenidos, mal redactor web, errores redactor web

Cómo ser un mal redactor web

In Marketing de Contenidos Madrid by adminLeave a Comment

En el post anterior hablamos de los signos y de las debilidades de los malos redactores de contenidos para blogs. Hoy vamos a continuar analizando qué errores está cometiendo tu redactor web, ya sea este una persona subcontratada o tú mismo.

Redactor web, ¿acaso quieres perder más lectores?

Ten en cuenta que se podría decir que las personas estamos programadas para identificar lo que no nos gusta, lo que nos echa para atrás o aquello que no nos encaja. Es mucho más fácil encontrar una debilidad que una fortaleza.

Por ejemplo, estarás de acuerdo conmigo que todos sabemos identificar a la perfección cuando un post hace que nos larguemos pitando de una web porque no nos convence y hace que abandones rápidamente una página. Pero, ¿y si es bueno? Algunos pensaremos que es un siete, otros que es un diez… pero regresaremos. Por este motivo es imprescindible evitar errores tontos que nos conviertan en un mal redactor web.

¿Quieres que tus lectores se vayan? ¡Pues no hagas esto, redactor web!

No pretendas ser el mayor experto en la materia que sea, incluso si lo eres. Los sabiondos tienden a escribir con gran aseveración, su tono de escritura suele demostrar arrogancia y ser el típico sabelotodo. Deja el texto siempre abierto a sugerencias y a que otra gente de su opinión, incluso a detractores, porque como dijimos en el anterior artículo: Errores fatales de un redactor de contenidos; el objetivo es provocar algún efecto en el lector y el mayor efecto que puedes provocar en él es que se sienta parte de la web, que vea que a los lectores se les valora, se les escucha y se les hace participar. ¿No crees que esto es mejor que escribir un artículo que diga A+B=C y vete por donde has venido?

No cometas los errores más comunes de un redactor web Clic para tuitear

Está claro que hay todo tipo de personajes por internet, incluso aquellos que se ofenden mucho por cualquier cosa que digas o hagas… ¡y eso que no te conocen! Pero eso te tiene que dar igual si escribes para ayudar. Un buen redactor web escribe para ayudar a los lectores de algún modo.

Ya sea para darles información útil, para facilitarles la vida, para ayudarles en su trabajo o a desconectar del mismo… Aunque ya se mencionó con anterioridad en el otro post, este punto va relacionado con que NO escribas cosas genéricas y basura que no le sirve a nadie, se concreto y directo porque sino la gente se marchará. Y para serlo, un buen redactor web hace investigación, investigación, ¡investigación!

¡Eh! Mal redactor web, ¡sigue leyendo que esto te interesa!

Otro consejo para no parecer un mal redactor web es que utilices subtítulos, títulos 2, etiquetas H2, H3… como lo quieras llamar. Y no digo que los uses porque son buenos para el posicionamiento. No. Debes usarlos también para captar la atención de tus clientes. ¿Crees que todos se leen cada una de las palabras de tu blog? Hay gente que lee muy rápido, otras que buscan algo en concreto, otros que se esperaban más de un párrafo y se están aburriendo… Los subtítulos sirven para captar la atención de todos aquellos que estamos a punto de perder. ¡Úsalos!

No pierdas tu foco, muchos redactores web tratan de escribir artículos para blogs demasiado largos, contar demasiada información. Esto puede provocar que te vayas por la tangente aunque tú creas que estas siguiendo un perfecto hilo conductor. Personalmente, no escribiría nada de más de mil palabras, mejor hacer 3 post de 400 palabras y más particulares.

Sigue estos consejos

¡Ah! Por cierto, si algún redactor web te pasa un texto o tú mismo escribes uno y no pones un párrafo cada cinco o siete líneas de Word, ¡modifica eso! A nadie le gusta ver pegotes de texto. Tampoco utilices demasiados clichés o expresiones baratas y comunes, no suelen ser tan fáciles de encajar como la gente se piensa. Ten mucho cuidado con eso y con las comparaciones.

Y no te olvides de utilizar los denominados “Call to action” o de hacer preguntas a los lectores a lo largo del texto, porque aunque hayas escrito el mejor post de la historia de internet, la audiencia se olvida fácil de quien eres así que debes sugerirles cuál es el siguiente movimiento que a ti te gustaría que hiciesen.

Para acabar comentaré brevemente un aporte extra. Si sigues estos consejos y escribes así, no sólo estarás por encima de cualquier redactor web sino que, además, tu audiencia estará feliz y contenta con tu estilo de escritura, crearás un vínculo con ellos y cuando tus lectores visiten a tu competencia, la cual tendrá un estilo distinto al tuyo, no quedarán satisfechos porque no eres tú quien escribe. Y en ese momento te darás cuenta de lo que acabas de conseguir es… ¡Fidelizar a tus lectores!

Leave a Comment